Category

Psicología

Category

Amigos del Club de Ciencias Forenses, esta semana presentamos el artículo “Psycholinguistic and socioemotional characteristics of young offenders: do language abilities and gender matter?”, de Winstanley, M.; Webb, R. T. y Conti-Ramsden, G. (2022), en el que los autores realizan un estudio para saber cómo la falta de habilidades lingüísticas puede estar relacionada con un aumento de la tendencia a delinquir en los jóvenes.

La delincuencia juvenil es un problema grave, costoso para la sociedad, que además genera miedo en los ciudadanos. Por ello, es necesaria una consideración cuidadosa del tema, y la comprensión de los factores que se relacionan con la tendencia a delinquir, incluidas las características psicolingüísticas y socioemocionales de los jóvenes que se involucran en la delincuencia.

El lenguaje en concreto, proporciona un enfoque para identificar grupos con dificultades en los perfiles de jóvenes infractores, tanto si son diagnosticados con trastornos del desarrollo del lenguaje, como si no. 

Este conocimiento puede informar tanto a la política como a la práctica de la planificación y la estrategia de la rehabilitación.

El trastorno del desarrollo del lenguaje se refiere a problemas significativos y persistentes para comprender y/o usar el lenguaje hablado. Estos problemas en ningún caso pueden estar asociados a otras dificultades, como una discapacidad auditiva o un trastorno del espectro autista.

La evidencia reciente ha destacado una asociación entre la delincuencia y el trastorno del desarrollo del lenguaje que persiste incluso después de controlar posibles factores de confusión como la posición socioeconómica y/o los años de escolaridad. 

En la escasa literatura previa sobre el tema, los déficits que muestran los delincuentes juveniles en las tareas basadas en el uso del lenguaje, se han valorado desde distintos puntos de vista: se ha tenido en cuenta la forma, el contenido, o el uso del lenguaje desde la palabra hasta el nivel de la oración y el discurso. En consecuencia, se ha demostrado que aproximadamente el 50% de los delincuentes juveniles tienen deficiencias del lenguaje que justificarían un diagnóstico de trastorno del desarrollo del lenguaje, sin haber sido reconocidas previamente. 

Los autores arrojan la idea de que los jóvenes con más antecedentes por delinquir pueden tener más probabilidades de exhibir  un trastorno del desarrollo del lenguaje debido a una eficacia reducida en los métodos de rehabilitación utilizados. 

En este estudio, los autores determinan las habilidades lingüísticas de un grupo de jóvenes que delinquían por primera vez, examinando también las habilidades no verbales. 

Por otro lado, es interesante señalar que las dificultades con la lectura se han relacionado con problemas de comportamiento en la infancia, que tienen que ver tanto con el dominio de la conducta como con la hiperactividad. 

En un estudio del año 2000 se encontró que los delincuentes jóvenes encuestados tenían un nivel de lectura 11,3 años por debajo de su edad cronológica. Además, la comprensión lectora se ha señalado como un predictor de la reincidencia en grupos de jóvenes de entre 16 y 19 años, ya que un bajo nivel de alfabetización puede limitar la capacidad de una persona para acceder a documentación formal de justicia.

Por otro lado, los problemas de conducta en la infancia se han asociado con la delincuencia adulta. 

Además, la literatura relacionada con la prevalencia del trastorno del desarrollo del lenguaje en niños que exhiben problemas de conducta, plantea inquietudes con respecto a la derivación de niños a servicios de rehabilitación que prestan poca atención a las habilidades lingüísticas. 

Los autores creyeron conveniente incluir en su estudio la variable del género, ya que como, por norma general, hay menos mujeres jóvenes que varones en el sistema de justicia, se tendían a realizar análisis con ambos grupos en conjunto. 

La muestra incluyó a 145 jóvenes, 112 varones y 33 mujeres. Los participantes fueron evaluados en 1 ó 2 sesiones de 1 hora a las que se animó a participar a los padres y al personal del equipo. Se obtuvieron medidas psicolingüísticas, socioemocionales y de contexto, a través de test y escalas con validez científica. 

87 de los delincuentes juveniles que participaron en el estudio cumplieron con los criterios para el diagnóstico de un trastorno del desarrollo del lenguaje. Fue igual de frecuente en hombres (58%) que en mujeres (67%). 

La mayoría de los participantes con trastorno del desarrollo del lenguaje, independientemente de su género, revelaron graves dificultades lingüísticas, y sólo 2 informaron haber accedido previamente a servicios relacionados con terapia del lenguaje. Esta falta de identificación de las necesidades lingüísticas es motivo de preocupación, especialmente cuando se considera que existen oportunidades potenciales para que su tratamiento funcione como un factor de protección frente a la delincuencia.

Tampoco hubo diferencias significativas de género en los perfiles psicolingüísticos y socioemocionales de los delincuentes juveniles masculinos y las delincuentes femeninas, salvo niveles más altos de dificultad emocional general en las mujeres. 

Se debe destacar que la mayoría de los participantes comentó que les resultaba muy difícil leer, y de hecho, 19 de ellos abandonaron las tareas de comprensión lectora por no poder responder correctamente. 

Lo que nos revelan estos datos es, en definitiva, que los jóvenes delincuentes con trastorno del desarrollo del lenguaje están en mayor desventaja que aquellos que no lo tienen

Los autores señalan la necesidad de una evaluación del lenguaje y la identificación del trastorno del desarrollo de éste, como una parte crucial de los servicios de justicia penal y una prioridad potencial que puede ser útil en la intervención con delincuentes juveniles. 

Si quieres saber más sobre Criminología, Perfilación Criminal y el ámbito de las Ciencias Forenses no te pierdas nuestro Master of Science in Criminal Profiling o el Master of Science in Anti-Fraud Behavioral Analysis, programas 100% online, que puedes cursar en inglés o español. ¡Pregunta por nuestras becas!

Club de Ciencias Forenses